Los niños colonos suizos que poblaron la Araucanía

 

clip_image001

Chind es el nombre de una exposición fotográfica que muestra siete generaciones de niños colonos y recorre la historia las primeras familias suizas que llegaron a La Araucanía hace 128 años. Desde el 5 de marzo la exposición se presenta en la Sebastiana, la emblemática casa de Pablo Neruda –hoy convertida en museo– siendo su próximo destino Suiza.

Es justamente un descendiente de estos colonos suizos, el artista visual Alejandro Rogazy, quien rescató esos retratos que hoy se exhiben en La Sebastiana, la casa de Pablo Neruda en Valparaíso. “La  colonia suiza en la región de La Araucanía ha sido bastante invisibilizada por la de alemanes; ellos son muy conocidos aquí, pero de los helvéticos no se sabía nada. Así que en un principio, mi idea fue hacer tangible el legado suizo en la zona y este mestizaje enriquecedor, que conforma una parte importante de nuestra historia”, señala Alejandro Rogazy.

Aunque es agrónomo de profesión, lleva 30 años dedicándose a la restauración patrimonial, actividad que inició en forma autodidacta y que luego completó con estudios formales en Italia. De allí viene su inclinación por rescatar la memoria e identidad del país, desde distintos formatos.

“La embajada de Suiza en Chile sabía que yo tenía una colección de fotos bastante importante, y con este material organizamos una muestra en Temuco y Victoria”, cuenta.
Así nació Chind (niño en suizo-alemán), una exposición que generó tanto interés que luego fue llevada a otras cinco ciudades, incluyendo Santiago.

Ana Schifferli Lang (tatarabuela de Rogazy) llegó a Chile en 1884, a los 8 años, en el vapor ‘Cordillera’, proveniente del cantón de Argovia. Su tatarabuelo, Ernesto Müller Brulman arribó dos años después, desde el cantón de Turgovia, en el vapor ‘Cotopaxi’, cuando tenía 10 años.

Se casaron en Victoria en 1902 y tuvieron tres hijos. De ellos nacieron once nietos, los que a su vez formaron sus propias familias. “Yo viví hasta los 10 años con mi tatarabuela, hasta que ella murió. Recuerdo que contaba lo terrible que fue cruzar a Chile por el estrecho de Magallanes. Por eso nunca más volvió a Europa. Mi abuelo lo hizo cruzando la cordillera en mula y luego tomó un barco en Buenos Aires, para no tener que cruzar el estrecho”, relata.
Una vez arribados en el puerto de Talcahuano, los inmigrantes debían trasladarse en tren hasta Angol y desde allí por carreta a Victoria (a unos 50 km), una zona virgen y llena de bosques, pero de muy difícil acceso. “Hay historias muy bonitas de los primeros colonos. Fueron gente de mucho esfuerzo y el primer tiempo aquí fue muy duro para ellos, porque no eran agricultores sino artesanos. Pensaron que llegaban a una ciudad constituida, pero acá no había escuelas, hospitales, nada”.

Quedaron prácticamente abandonados en el campo, sostiene Rogazy, porque ni el gobierno ni la embajada de esos tiempos se hicieron cargo; les dieron algunas maderas, un par de vacas y listo. Muchos colonos emigraron rápidamente a ciudades como Temuco, Concepción. Pero otros se quedaron ahí y salieron adelante.

La mayoría de estas fotografías (de estudio y exteriores) fueron tomadas por miembros de la propia familia en Victoria y sus alrededores. Rogazy precisa que estuvieron guardadas durante 40 años, junto con otros objetos familiares, entre ellos vestuario confeccionado especialmente para celebraciones –como la fiestas de la primavera– en las que acostumbraban disfrazarse.

“Más que una visión histórica, Chind pretende entregar una visión estética, en la que prima el tema festivo y teatral”, recalca Rogazy, que además de restaurador de pinturas. Cabe destacar que dentro de su actividad ha trabajado en escenografías teatrales, de la mano de grandes directores chilenos como Andrés Pérez (La Negra Ester) y Alfredo Castro.
Su próximo proyecto en este ámbito es dar vida a una casa-museo en la región de La Araucanía con todo tipo de elementos de época, así como registros audiovisuales que entreguen detalles de cómo se dio el proceso de colonización.

4 comentarios

  1. ¿Es popsible pedirle al Señor Rogazy , si existe la posibilidad de publicar estas fotos en alguna pagina para poder tener acceso a ellas?. Seria un muy bonito regalo para los descendientes suizos que ya somos muchos , en mi arbol donde considere a mi abuela Rothen y a mi abuelo Petermann , ya hay mas de 3000 descendientes. Seriamos unos gardecidos del Señor Rogazy , si hiciera un gesto noble como este.

  2. CESAR ANTONIO ROGAZY agosto 15,2012 23´.20hrs
    bueno al ver estas fotos y esta informacion de la familia Rogazy nuestro padre
    don Roberto Rogazy nacido en parral el año 1922 su padre mi abuelo llego de fracia y tuvo 5 hijos en chile hasta donde yo puedo saber los ROGAZY eran
    desendientes de francia mi interes es conocer muy bien la desendencia del
    apellido ROGAZY para enseñarles a mis hijos el origen de nuestra historia en
    chile y los felicito por esta hermosa exposicion fotografica.
    seria muy noble de su parte señor Rogazy.

  3. tengo 64 años,no me queda ningun familiar por parte de mama ni papamuna hermana soko por parte de papa,conversabamos que el abuelo paterno a quien no conoci se LLAMABA COSME DAMIAN MULLER PEREZMLO QUE NUNCA ME CONSTO,MI HERMANA TIENE84 AÑOS COMENTABA QUE MI ABUELO ERA DE OJOS AZULES, BAJO DE PORTE,AL PARECER COMETIO UN ERROR,DICEN QUE EL ABUELO TENIA UN FUNDO Y LO PERDIO JUGANDO NO SE A QUE,SE ENCERRABAN UNA SEMANA COMPLETA COMIENDO JUGANDO Y FARREANDO Y PERDIO EL FUNDO A PUERTA CERRADAS,A LA ABUELA QUE YA TENIA 2 NIÑOS MI PADRE Y UNA HERMANA LE REGALARON UNA CARRETA PARA QUE SACARA SUS COSAS,SE FUE A TEMUCO DONDE TRABAJO,MI PADRE NACIO EN 1908,MI PADRE NOMBRABA SIEMPRE LUGARES DE NIÑO VILCUN,CAJON,EL NACIO ENUN PUEBLO EN ALTO BIO BIO,EL ABUELO DESPUES DE ESE CAGAZO NUNCA MAS SE SUPO DE EL, A FINALES DEL 60 LO BUSCAMOS EN LA CUIDAD DE TALCA,SE DIERON VARIAS RESPUESTAS,ALGO ME GUSTARIA SABER,AH LOS POCOS FAMILIARES QUE CONOCI SON TODOS GRANDES Y OJOS DE COLOR,POR FAVOR ALGO ME GUSTARIA AVERIGUAR,LO AGRADECERIA DE TODO CORAZON,PARA SABER DONDE DESCANSA MI ABUELO.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.