Proyecto WTE Araucanía entrega segunda “Adenda” con respuestas a observaciones

foto 10El documento fue ingresado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y responde a las consultas realizadas por las autoridades evaluadoras y de la comunidad en el proceso de participación ciudadana.

Tras casi un año y medio de trabajo, el proyecto WTE Araucanía, que busca instalar la primera planta Waste-to-Energy de Chile en la Región de La Araucanía y solucionar el grave problema de la basura en la región, presentó la segunda Adenda del Estudio de Impacto Ambiental que mantiene en evaluación.

El documento incluye las respuestas a las observaciones presentadas por las autoridades evaluadoras y por la ciudadanía, a través del proceso de participación ciudadana realizado a fines del 2019.

Marc Thiele, Gerente del proyecto WTE Araucanía, destacó que se han introducido relevantes mejoras y complementaciones al proyecto y su evaluación ambiental. “El proyecto ahora propone implementar un nuevo acceso a la caletera oriente de la Ruta 5, la cual mejorará sustancialmente la situación vial en el acceso sur a Lautaro, no solamente para los vehículos asociados a este proyecto, sino que también para las industrias aledañas y los vecinos de la comuna. También complementamos los análisis técnicos ya existentes con estudios muy detallados para la evaluación de las emisiones de olor, las cuales ahora se evaluaron frente a la muy exigente normativa neozelandesa, y con la evaluación de los impactos acumulativos y sinérgicos, la cual reafirma y robustece la factibilidad ambiental de este proyecto.”

La duración de este trabajo se extendió por casi un año y medio, en parte producto de la pandemia, pero principalmente debido a la realización de un estudio de caracterización de residuos que en WTE Araucanía califican como inédito en el país. “Queremos destacar el exhaustivo estudio de caracterización de la composición de los residuos sólidos domiciliarios que se desarrolló en conjunto con la Universidad de La Frontera, UFRO, en tres comunas de la región para las cuatro estaciones del año. Este estudio es el de mayor envergadura que se ha hecho en Chile hasta la fecha, habiéndose caracterizado un total de 54 camiones recolectores, dando un alto grado de certeza de la composición y el contenido de cloro de los residuos sólidos domiciliarios de la región”, agregó Thiele.

La instalación de la planta permitiría generar energía eléctrica y térmica con 200 mil toneladas anuales de residuos domiciliarios, que hace varios años están siendo transportados en camiones hasta la Región del Biobío y depositados en rellenos sanitarios y vertederos. El gerente del proyecto apunta a la sustentabilidad de este proceso por sobre cualquier otra alternativa existente a nivel mundial para el tratamiento de la “fracción resto” de los residuos, señalando que con el funcionamiento de esta planta se reduciría el impacto sobre el Cambio Climático al evitar la emisión de alrededor de 200 mil toneladas anuales de CO2 equivalente.

“Con esta Adenda, damos un importante paso más hacia el término de este proceso de evaluación ambiental y hacia la instalación de una planta tan necesaria para esta región. Se trata de una solución que permite un tratamiento adecuado y sustentable de los residuos no reciclables, tomando como ejemplo los países más avanzados en esta materia”, finalizó.

Waste-To-Energy en el mundo

Actualmente existen más de 1.600 plantas WTE operativas en el mundo, de las cuales el 80% utilizan un proceso similar al que WTE Araucanía busca instalar en la región. Más del 80% de estas plantas se ubican en países desarrollados, tales como Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania, Francia, Suiza, Reino Unido, Japón, entre muchos otros.

1 comentario

  1. Todo lo que indican en la nota está manipulado y falseado. La realidad es que las plantas WTE que se instalaron en Europa y en EEUU han servido para la realización de estudios que concluyen en que el daño a la salud humana es gravisimo. Éstas plantas estan siendo prohibidas y cerradas en toda Europa y EEUU por propagar el cancer debido a las altas emisiones de DIOXINAS y Metales pesados que han enfermado a comunidades enteras. Los primeros en enfermar y morir son los trabajadores de estas plantas, cabe señalar que que según estudios sciwntificos su efecto cancerígeno abarca más de 10 kilometros a la redonda lo cual implicaria un daño directo a la comunidad de Lautaro con cerca de 40 mil habitantes. Lo anterior va en contra de la constitución Chilena definiendo el proyecto como anticonstitucional. Es lamentable que existan personas como Mark Thiele y la familia Wörner que no poseen la ética y la decencia de desistir de tamaña atrocidad que intentan instalar en la comuna de Lautaro. Éste hecho es gravisimo y muy posiblemente traera consecuencias gravísimas para los responsables directos de ésta atrocidad incluidos a los políticos identificados que han estado involucrados en éste nefasto proyecto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.