Araucanía creatividad y futuro

PHOTO-2020-10-20-12-22-33Por Gonzalo Aguilar

Presidente de Cooperativa de Trabajo Sin Cabeza y representante de la Mesa Araucanía de Economías Creativas (MAEC).

Las industrias creativas deben tener un rol protagónico en el desarrollo de la Región. Ampliar la mirada productiva y reconocer un sector sustentable y sostenible, capaz de generar desarrollo, diálogo y vinculación social y económica. Basada en recursos creativos, intelectuales y culturales, que favorezcan la construcción de un relato social y territorial que fomente espacios de desarrollo común. Teniendo como principal factor la creación de una economía basada en el conocimiento y la innovación, aportando valor a la producción y mejorando las condiciones de vida de todos.
Esta discusión, si bien para el mundo y el país no es nueva, ha tenido un gran impulso en los últimos años. Instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo BID, Unesco, Banco Mundial, fondos de inversión privados y diversos Gobiernos; han generado estrategias para el fomento a la industria creativa reconociendo su capacidad para aportar al desarrollo económico y la generación de empleos de calidad. A nivel nacional existen distintas estrategias y acciones de fomento, el Ministerio de las Culturas las Artes y el Patrimonio, CORFO y ProChile, ven una oportunidad para que Chile se incorpore a este impulso global.
Si bien en las últimas semanas hemos tenido buenas noticias con el lanzamiento del Centro para la Revolución Tecnológica de las Industrias Creativas, consorcio en el que participa la Universidad de la Frontera, y la formación de la Mesa Regional para el Desarrollo de las Economías Creativas (MAEC), instancia formada por instituciones públicas y privadas; estos siguen siendo aún esfuerzos acotados. Es así que surge la necesidad de diseñar una estrategia que permita permear a distintos actores y sistemas productivos, para generar un vínculo y diálogo transversal, considerando las capacidades regionales para la formación y la creación.
Para esto debemos identificar, categorizar y relevar el aporte que realiza la industria creativa a la sociedad y la economía regional, aportando a su dinamización y diversificación, con pertinencia territorial y cultural, fomentando la creatividad, para el desarrollo de nuevos productos y servicios.  Construyendo puentes para promover una conversación horizontal sobre el futuro de nuestra región y reflexionar sobre su desarrollo desde la creatividad y la innovación.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario